NIE, intérprete, representación y domicilio.

Con carácter previo los extranjeros, residentes o no, así como los españoles que residan en el extranjero, deben obtener un N.I.E (o número de identidad de extranjeros, que equivale al N.I.F, o número de identificación fiscal, que deben acreditar  los españoles) y que permite su identificación por las autoridades tributarias. Se solicita en el Consulado español de su país (aunque puede tardar varias semanas) o compareciendo (personalmente o a traves de poder)  en la oficina competente de la policía. Se regula en el RD 557/2011,por el que se aprueba el Reglamento dela Ley Orgánica 4/2000, sobre derechos y libertades de los extranjeros art. 206. El modelo de solicitud que ha de rellenarse es el EX15, que se puede descargar aquí. La posibilidad de realizarlo a través de poder no específico se ha aclarado mediante  la INSTRUCCIÓN 3/2014, DE 31 DE ENERO DE 2014, DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE LA POLICÍA, que cambiando el criterio de la anterior 3/2012, que se deroga,  dice que "en el supuesto de aportarse poder en ningun caso se exigirá que éste sea especial o en el que deba constar de forma expresa que se faculta al apoderado para presentar dicha solicitud"

Se acredita presentando el documento original de su asignación, etiquetas fiscales, u otros documentos oficiales en que conste, como otras escrituras, carnet de conducir o la tarjeta sanitaria.

Sin el N.I.E. no podrá contratar seguros, adquirir vehículos ni formalizar escrituras de herencia o compraventas, o cualquier otro documento con transcendencia tributaria, ni satisfacer los impuestos a que venga obligado, y es, además, requisito imprescindible para el acceso del documento al registro de la propiedad. En casos de urgencia puede aceptarse su acreditación posterior. Consúltenos.

Intérprete

Debe tener en cuenta que si no entiende suficientemente español será preciso la asistencia de un intérprete de su confianza en el momento de la firma. Si lo necesita la notaría puede ayudarle a encontrar profesionales competentes.

Representante y Domicilio Fiscal

En muchos casos, especialmente, cuando realice la adquisición o venta de un inmueble se le pedirá la designación de un representante fiscal y un domicilio a efectos de notificaciones en España. Es algo habitual y necesario para el pago de determinados impuestos, en la propia escritura puede designar a cualquier persona como su representante.